Entradas etiquetadas ‘plugins’

Estadísticas de uso del iPhone en la Web

19 de Octubre de 2008

El iPhone consume el 0,33% de couta del mercado, superando completamente al Windows CE, con solo un 0,06%, según las estadísticas publicadas por Market share.

Uso de la Web del iPhone vs Windows CE

Uso de la Web - iPhone vs Windows CE

Hay que tener en cuenta que el iPhone 3G llevaba apenas 5 meses en el mercado para cuando alcanzó en diciembre de 2007 la cuota del 0,10% de uso de la Web, superando los dispositivos móviles que utlizan el Windows CE, con una cuota de 0,06%. Lo que viene a indicar que el iPhone es un dispositivo móvil que, pese a presentar notables limitaciones físicas (como una cámara de 2.0MP que no puede grabar vídeos), se impone en el mercado por su uso. Y tomando en cuenta que se encuentra a la mitad de camino para llegar a la cuota de uso de a Web del Sistema Opertativo Linux, es hora de pensar en que hay que tenerlo en cuenta para cuando se plantea versiones o soportes para dipositivos móviles.

¿Cuáles pueden ser los motivos por los que en la Web el iPhone ofrezca este resultado? He pensado en varios, pero creo que el motivo principal es la misma visualización de las Webs a través del dispositivo. Ver la Web como si estuvieses en tu ordenador de sobremesa (en miniatura) y ampliar con el Zoom la vista para ver cualquier detalle de una página Web, resulta más práctico, que la deformación y deconstrucción de la página para adaptarse a la resolución del dispositivo. También creo que su soporte Javascript es impresionante y puede ser una parte importante, dado que muchas Webs lo requieren para navegar. Podría mencionar el efecto que produce el navegador de la PlayStation3 con este punto en negativo al intentar adoptarlo como un navegador auxiliar de Internet en casa.

¿Pero cómo puede tener estas estadísticas sin incluir un plugin de Flash Player? Es uno de los grandes enigmas. Pero creo principalmente que un gran porcentaje del uso del dispositivo se basa en las WebAplicaciones, más que en la navegación propiamente dicha de la Web con el dispositivo móvil.

Estamos comenzando a conocer el iPhone de cerca para desarrollar aplicaciones basadas en esta plataforma. O para simplemente ofrecer soporte de compatibilidad de este dispositivo móvil en la Web.

Gestores de contenidos propios versus gestores prefabricados. Virtudes y defectos.

12 de Junio de 2008

Los gestores de contenidos, también conocidos cómo CMS (Content Managament System) se han popularizado y extendido en Internet. Los CMS permiten al usuario interactuar directamente con los datos y la información representada en el sitio web, agregando, modificando o eliminando dicha información e incluso se le permite modificar la forma en la que esta es representada. Los CMS permiten a los usuarios una experiencia de “control” sobre lo que quieren ofrecer a sus visitantes o clientes que navegan sobre su sitio web.

Podemos definir los gestores de contenidos propios como aquellos que son desarrollados y programados para un caso concreto y cumplen estrictamente su función, es decir, están desarrollados a medida y sus funcionalidades también. Por otro lado existen los llamados “CMS prefabricados” que son aquellos que están programados para adaptarse a unas necesidades más generales para ser utilizados por una amplia población de usuarios.

Básicamente un CMS tanto propio como prefabricado está basado en una parte de gestión o administración “back-end” y una parte pública “front-end” además esta estructura está soportada sobre una base de datos que almacena todos los datos del sistema.

Existen CMS prefabricados para todo tipo de propósitos en Internet: blogs, foros, eCommerce, e-learning, portales… Estos CMS prefabricados son desarrollados habitualmente por grupos de personas que ofrecen sus conocimientos de programación y desarrollo de forma gratuita al resto de usuarios. La gran mayoría de estos CMS llevan muchos años en desarrollo y en constante evolución.

Usar gestores de contenidos prefabricados permite obtener de forma rápida y sencilla unas funcionalidades para un propósito general, que en función del CMS elegido, pueden ser mejoradas o ampliadas aplicando cambios sobre el código fuente del CMS (programando) o añadiendo plugins (extras) que en muchas ocasiones alguien debe haber programado anteriormente o debe realizarse dicha programación. La ventaja de usar un CMS prefabricado es la posibilidad de contar con un gran número de herramientas ya implementadas para realizar las tareas de un propósito general, cómo por ejemplo, mantener un blog.

El uso de un CMS propio, desarrollado a medida, permite disponer el control sobre las funciones que debe realizar el sistema y el cómo se deben realizar. Por otro lado permite añadir funcionalidades en base de las necesidades de cada momento y siempre que sea necesario. Un CMS propio es escalable en el tiempo y fácil de modificar y adaptar a las nuevas necesidades del usuario.

La mayoría de CMS prefabricados pecan en su exceso de funcionalidades y una curva de aprendizaje relativamente elevada, es consecuencia directa de la generalización para llegar a más usuarios y funcionalidades dispares, en pro de los CMS propios que están programados para cubrir específicamente las funciones requeridas.

Podemos llegar a decir que para disponer de unas funcionalidades generales, disponer de un CMS prefabricado es la vía mas sencilla y rápida de implementar, pero cuando se precisa de una herramienta con una precisión y funcionalidades especificas tanto de uso cómo de mantenimiento se precisa una programación a medida de las necesidades que hasta la fecha ningún CMS prefabricado puede ofrecer.