Aspectos básicos del diseño Web Colocación y Posición de los elementos.

Cuando se comienza un nuevo diseño, no importa la metodología, estamos comenzando desde una página en blanco.
No hay nada en la página web – así que lo primero que haremos es poner algo en ella.

Pero, vamos a pensar en la colocación de los elementos o los vamos a colocar  sin ton ni son?
Un buen diseñador no permite que la posición y colocación se produzca de forma aleatoria.
Primero hay que pensar en:

  • Lo que es el elemento
  • Cómo el elemento se refiere a los objetivos de la página
  • Donde el elemento encaja con los demás elementos de la página

El elemento que se está colocando

Hay muchos elementos comunes en una página Web, tales como: titulares, navegación, imágenes, contenidos textuales y administrativos. Saber lo que es cada elemento,ayuda a determinar donde debe ser colocado en la página. Por ejemplo, normalmente no pondríamos un título de página Web en la parte inferior de la página. La navegación se encuentra generalmente en la izquierda o en la parte superior y la administración se encuentra más comúnmente en la parte inferior.

El elemento en relación a los objetivos

Si conocemos los objetivos y las metas de la página esto será fundamental para su colocación.
Normalmente los anuncios se encuentran en lugares similares en las páginas Web.  Si el objetivo es hacer que la gente haga clic en ellos, los colocaremos en lugares donde históricamente la gente mira y haga clic para así cumplir con nuestros objetivos.


Dónde están los otros elementos de la página

De alguna manera esto parece ser la parte más evidente del diseño – después de todo si ya tenemos un logotipo en la parte superior izquierda, no vamos a colocar contenido en la parte superior de la misma. Pero también hay que pensar en el contexto de sus posiciones. Colocar un bloque de anuncios en medio de un bloque de texto implica un sentido de conexión entre los dos elementos. La colocación de una línea horizontal después de un título o línea puede crear un sentimiento de desconexión entre el título y el contenido. Donde situemos los elementos puede marcar la diferencia.


Encontrar los puntos de interés en tu página

Los puntos de interés son los puntos centrales de un diseño – los lugares donde el ojo es atraído. Al cambiar el espacio en torno a esos puntos de interés puede afectar la manera en que esos temas se ven en la página.

Por ejemplo, una imagen puede ser el punto focal de tu página Web.  Puedes optar por centrar la imagen en la página, pero eso es aburrido y plano. En su lugar puedes jugar con los otros elementos en la página y cambiar los márgenes alrededor de la imagen para crear un diseño que aumente el interés en el dibujo.

Vamos a poner un ejemplo usando tres elementos: un titular, una foto, y una leyenda. Podemos elegir centrar todos los elementos pero con eso conseguiremos un diseño aburrido y no tendremos una jerarquía visual clara. Nuestro ojo será atraído por la imagen porque es una imagen, no por la posición que tiene en el diseño.

DEBIAN_center

Con sólo hacer un par pequeños cambios en la posición de los elementos y de los márgenes alrededor de la imagen, el diseño resultante es más atractivo a la vista. Debido a que el espacio entre el título y la imagen es diferente al de la leyenda y el espacio de la imagen, tenemos la sensación de que el título pertenece a la imagen.

DEBIAN_center_2

Dejar un comentario

*